Edición 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
cabezal
columna_izq

 

Hasta principios de la década del 90 todos los medidores del “Parque de Medidores de facturación de la energía eléctrica en Argentina” eran de inducción, tanto los utilizados en los Grandes Clientes (potencias iguales o mayores a 50 kW), como en las Medianas y Pequeñas Demandas, los trifásicos y los monofásicos.

medidores 1

En lo que hace a las mediciones de las Medianas Demandas (potencias mayores a 10 kW y menores a 50 kW) en 1993 se las comenzó a diferenciar de las “Pequeñas Demandas (hasta entonces eran idénticas: medidor de inducción simple numerador de sólo energía activa), con la instalación de medidores electrónicos de energía activa y energía reactiva, con control permanente de la potencia promedio de 15 minutos consecutivos.

Un año después comenzó la instalación de medidores electrónicos TOU (triple tramo horario de control de energías activa y reactiva y potencia activa) en los Grandes Clientes, y recién a fines de la década del 90 todas las mediciones eran con medidores electrónicos, que incluían los sistemas de control de la potencia derivados de las diferentes variantes incorporadas a los medidores de inducción (y sus precursores registradores electrónicos EMF) a través del tiempo, con el fin de garantizar a las Distribuidoras (y los clientes) la correcta facturación.
O sea que el siglo XX comenzó con un 100 % de mediciones de facturación de las Medianas y Grandes Demandas con medidores electrónicos, aunque muchas de las mediciones de las Grandes Demandas (aún hoy) cuentan con un control permanente con medidores de inducción (uno trifásico o tres monofásicos).

Hasta mediados de la primera década del siglo XXI todos los medidores de las “Pequeñas demandas”, tanto los monofásicos como los trifásicos, eran de inducción pero, por haberse dejado de fabricar los medidores de inducción allá por el 2006, el “Parque de medidores de las Pequeñas demandas” se ha venido renovando forzosamente desde entonces.

No obstante los medidores de inducción monofásicos son a la fecha (y lo serán por mucho tiempo) la gran mayoría de los instalados (como se puede observar caminando por las calles de las diferentes ciudades), entre ellos cientos de miles con antigüedad de fabricación superior a los 40 años y muchos con más de 30 años de instalados.

Ese estado actual no variará sustancialmente mientras los cuadros tarifarios no obliguen a realizar una depuración o no se la establezca a través de la legislación metrológica que hace a estas mediciones: “Reglamento técnico y metrológico para los medidores de energía eléctrica activa en corriente alterna” (RTM).

Hecha esta introducción, es la idea de este artículo resumir la “historia y evolución” de los medidores de inducción, que muy seguramente muchos de los hoy responsables de las mediciones en las Distribuidoras o Cooperativas desconocen (por lo menos en detalle), ya que data de más de 60 años años.

Hablar de más de 60 años parece una exageración, pero si se observa la placa de características de centenas de miles de los medidores de inducción aún instalados, como los General Electric I-27 (diseño de 1927), o los Galileo E-90b o muchos M5A1, se puede ver en ellas la mención, como Norma de fabricación, de la Norma IRAM 2016 de 1954.

(Fin Parte 1:2)

 
Por sección 301, párrafo (a)(2)(c) de S.1618 bajo el decreto S.1618 titulo 3" aprobado por el 105" congreso base de las normativas internacionales sobre SPAM, este E-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Si desea ser removido de nuestra base de datos en forma definitiva, responda este mail con el asunto REMOVER.