Edición 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
Cabezal
columna_izq


En esta oportunidad queremos acercarnos a Uds. para divulgar lo relacionado con un factor atmosférico cotidiano, cuya perjudicial influencia sobre los materiales y productos no ha sido muy difundida: la Radiación Solar.
Desgraciadamente para los compradores, las consecuencias de no considerar adecuadamente el tema al adquirir los productos, exigiendo la realización previa de los ensayos que garantizan la adecuada protección y garantía respecto al comportamiento de los materiales frente a la Radiación Solar, recién son visualizadas, por lo general, varios meses después de la instalación.
Antes de que se comenzara a popularizar el uso de tapas transparentes para las cajas que alojan a los medidores, el efecto de la Radiación Solar sobre esas instalaciones y los propios medidores era nulo.
A partir de ese uso comenzó la preocupación respecto a la protección de los productos frente a los rayos ultravioletas. Primero respecto a las tapas transparentes en sí que, sin la protección adecuada, dejan de serlo, y luego dicha preocupación se trasladó a los propios medidores, siendo los primeros efectos observados el “amarillamiento” de la chapa de características de los de inducción.

medidores

Respecto al tema adjuntamos el Artículo “Medidores de energía eléctrica para uso interior expuestos a radiación solar - Habitáculos con tapa transparente” del Ing. Ricardo O. Difrieri, que entendemos será de vuestro interés.
En él, como verán, se trata el tema en general, mencionado sus antecedentes y consecuencias, lo normalizado al respecto en Argentina en 2001 (Norma IRAM 2420), la situación actual y lo establecido en el “Reglamento técnico y metrológico para los Medidores de Energía Eléctrica activa en corriente alterna”(RTM) que entrará en vigencia efectiva en septiembre de 2014.
Sobre lo indicado en el Artículo de que “no hay en la actualidad ningún Tipo de medidor de energía eléctrica con “Aprobación del Tipo” incluyendo el “Ensayo de Radiación Solar”, ello es correcto por el motivo indicado en el Artículo, pero también lo es que los materiales de los medidores de ELSTER que pueden estar afectados por la radiación solar (base, tapa, tapa de bornes), sí han sido sometidos y pasado satisfactoriamente el Ensayo de Radiación Solar de la Norma ANSI exigido por el RTM.
Es por ello que, aunque aún ningún “Modelo” de medidor (nombre dado en el RTM al tradicionalmente llamado “Tipo” en las Normas IRAM e IEC) de ninguna marca haya sido aún aprobado en el INTI, podemos garantizar el cumplimiento por parte de los medidores de ELSTER del Ensayo de Radiación Solar de las Norma ANSI exigido por el RTM.
Nos permitimos también recordar que ELSTER, en conocimiento de los inconvenientes que presentaba el uso de tapas transparentes por el estudio de mercado realizado en Argentina antes de diseñar los medidores para pequeñas demandas, incorporó en ellos el sistema IRda para permitir su lectura automática a distancia.
Este sistema facilita leer los medidores sin abrir las tapas transparentes, aún cuando ellas dejen de serlo por acción de la radiación solar, empañado, suciedad u otro motivo. Estamos a disposición para hacerles demostraciones, en vuestras instalaciones o las nuestras. respecto a la referida lectura automática a distancia, así como para colaborar en la implementación de su uso en vuestro Sistema de Facturación.
Podemos también interiorizar a vuestro personal responsable del control de los medidores una vez instalados, sobre el software que permite utilizar con máxima eficiencia las “herramientas antifraudes” que poseen los medidores (contadores, registros y alarmas, también leíbles sin abrir la tapa a distancia a través del IRda), software que estamos en condiciones de adaptar a las necesidades especificas de cada Cooperativa y que ha permitido, a quienes ya lo usan, direccionar eficientemente las inspecciones “in situ” para detectar anormalidades o fraude.
Independientemente, les recordamos que, para facilitar también la lectura tradicional de los numeradores de los medidores electrónicos, hemos desarrollado y tenemos a disposición un “adaptador de distancia”, que permite que el display quede a distancia de la tapa similar a la de los medidores de inducción. Recuerden que su consulta sobre los temas aquí tratados u otros nunca molesta, por el contario, nos permite satisfacer la intención de esta y todas nuestras New Letters: estar al servicio permanente a nuestros clientes.


medidores

Medidores de energía eléctrica para uso interior expuestos a radiación solar
Habitáculos con tapa transparente


Autor: Ing. Ricardo O. Difrieri
rdifrieri@utn-proyectos.com.ar


La radiación solar no fue, en nuestro país, un factor preocupante para las mediciones de energía eléctrica hasta fines del siglo pasado. Por un lado los medidores estaban todos alojados en cajas, siendo por ello muy pocos, y eventualmente, los expuestos a la radiación solar y, por otra parte, todos los monofásicos eran de inducción con tapa metálica y mirilla de vidrio.
La situación actual es muy diferente, pero antes de considerarla, ver sus consecuencias y las soluciones, así como lo que respecta a como ha evolucionado la tecnología y normalización al respecto, cabe mencionar algunos “detalles”. Los medidores de energía eléctrica están, internacionalmente, normalizados y fabricados para uso interior o a la intemperie. En los países europeos generalmente se los instala en el interior de los domicilios.
En Latinoamérica, si no son internos, están alojados en cajas prácticamente herméticas, mientras que en EEUU su uso es en forma generalizada en el exterior, estando la mayoría a la intemperie.
Es por eso que en Europa (como en los países latinoamericanos) se utilizan masivamente los medidores de “uso interior”, mientras que en EEUU se utilizan los de “uso a la intemperie”.
En nuestro país el uso generalizado ha sido instalarlos en la vía pública, salvo en el caso de las “baterías” de medidores, propias de edificios de departamentos u oficinas, shoppings o galerías.
La instalación externa en la vía pública fue, originalmente, en cajas de fundición con tapa y contratapa precintable con vidrio desmontable (para facilitar su limpieza o remoción en caso de deterioro), que permitía observar los estados de los medidores sin retirar el precinto (salvo para la puesta a cero en los medidores con indicador de demanda máxima), siendo las cajas de fundición luego reemplazadas por las de chapa, con características similares.
Esas cajas protegían al medidor de la intemperie, no estando expuestos a la luz solar, salvo cuando por vandalismo o deterioro la tapa “desaparecía” o quedaba abierta, lo que no era un problema para los medidores de inducción (tapa metálica y mirilla de vidrio), salvo para su “placa de características” que podía llegar a “amarillarse”, dando la impresión de medidor “sobrecargado”, lo que generara cambios y peritajes innecesarios en varias oportunidades.
El mantenimiento de esas cajas requería de “especialistas” (los denominados “taperos”) que cumplían sus funciones en vehículos equipados con herramientas y repuestos adecuados, siendo el costo resultante de ese mantenimiento elevado y la obtención de repuestos, sobre todo para las tapas de fundición, cada vez más dificultosa.
Así fue como primero el vidrio de la contratapa se reemplazó por policarbonato y luego tanto la tapa como la contratapa por sólo una tapa totalmente transparente precintable (o de chapa con mirilla transparente precintable y hasta asegurable con candado), pudiéndose observar en la actualidad instalaciones con habitáculos con tapas de las “viejas” y “modernas”, siendo éstas últimas las únicas usadas masivamente a la fecha.
Es más, en muchos casos la “moderna” tapa transparente precintable ha sido reemplazada por las denominadas “antifraude” (numeradas y no reinstalables una vez retiradas), con las que se puede detectar fácilmente la manipulación o intención de acceder al medidor o su instalación.
Hoy es común, en las mediciones de pequeñas y medianas demandas, el uso de sólo la tapa transparente numerada colocada sobre el frente del habitáculo o caja que aloja al medidor, tapa que pasó a tener varias funciones, pues sirve para evitar acceder al medidor (seguridad en la vía pública), de protección contra insectos y hasta como elemento “antifraude”, por lo referido sobre que una vez retirada no puede volver a ser reinstalada.
Por lo referido, principalmente con el advenimiento de los controles de seguridad en la vía pública, la tapa transparente de los habitáculos que alojan a los medidores de energía eléctrica se popularizó, permitiendo observar una ventaja adicional: disminución del tiempo de lectura, pues el lector no debe abrir la tapa que, en muchas ocasiones no era tarea sencilla, por el estado de la cerradura o de la instalación.
Claro que, con esta solución aparecieron también dos “inconvenientes”: uno el derivado del deterioro (propio o intencional) de la transparencia de la tapa del habitáculo por empañado, suciedad interna o externa (pegatina de publicidad y hasta pintado), esmerilado o pérdida de transparencia por acción de la luz solar y el otro el de la mencionada afectación de la placa de características de los medidores de inducción y, en los estáticos, la posible afectación adicional de su tapa y caja no metálica, al ser expuestos en forma permanente a la radiación solar.
La solución al primero de los problemas mencionados (deterioro de la transparencia de la tapa del habitáculo impidiendo o dificultando la lectura) la ha dado la tecnología con la “desaparición” de los medidores de inducción, ya que los medidores electrónicos tienen la posibilidad de ser leídos en forma automática a distancia a través de la tapa o mirilla transparente, aún cuando ésta no permita ver al visor o display del medidor. Lo referido, además de aumentar la eficiencia en la lectura (menor costo, al poder leer mayor cantidad en mínimo tiempo), tiene la ventaja (largamente probada en los medidores con lectura óptica de los clientes de medianas y grandes demandas) que significa la lectura impersonal, pues hace desaparecer el error de lectura humano, que con los medidores electrónicos, por las características de su display (aún con el adaptador de distancia), es más factible que con los medidores de inducción, sobre todo en las veredas con sol.
Todos los que hemos tenido la responsabilidad de la correcta facturación o trabajado en “Sistemas de Gestión de la Calidad de la Medición, Lectura y Facturación” certificables ISO 9001, sabemos que de nada sirve medir con máxima exactitud si no se asegura la correcta lectura de la energía consumida, siendo uno de los errores más comunes el derivado del lector, error que desaparece al automatizar la lectura, acción que además agiliza y facilita al lector su tarea, permitiéndole profundizar su función adicional (observación e informe de posibles “anormalidades”).
Pero el uso de tapas de habitáculos transparentes expone a los medidores de uso interior a la “radiación solar” en forma permanente, por lo que el material utilizado en la elaboración de los medidores debe tener la debida protección para evitar deterioro por estar expuesto a la “radiación solar”, para asegurar lo cual existe el “Ensayo de radiación solar”.
Es por ello que en la Norma IRAM de medidores estáticos se introdujo como obligatorio el Ensayo de Radiación Solar para los medidores de uso interior, establecido en la Norma IEC sólo para los medidores de uso intemperie.
Al respecto, en el “Informe Técnico” (Anexo I) de la Norma IRAM 2420:2001: “Medidores estáticos de energía eléctrica activa para corriente alterna (Clases 1 y 2)” se indica: “En la Argentina es usual la instalación de medidores en gabinetes con tapa transparente que permiten el paso de la radiación solar; por lo tanto, aún siendo de uso interior, los medidores están expuestos a ésta y deben cumplir con el ensayo de radiación solar. Por esta razón se excluyó de la norma el párrafo que decía “sólo para medidores para uso intemperie”.
Obsérvese que lo referido se indica en una Norma IRAM aprobada en el 2001, o sea mucho antes de que comenzara en la Argentina, en el 2006, el uso masivo de medidores estáticos monofásicos.
Pero introducido como obligatorio para los medidores de uso interior el “Ensayo de radiación solar” establecido en la IEC para los medidores de uso a la intemperie, surgió un problema no resuelto a la fecha: el INTI no se equipó para ejecutarlo.
Es por ello que toda “Aprobación del Tipo” en el INTI ha sido hasta hoy de “carácter provisorio” (si es por IRAM), mientras que si la “Aprobación del Tipo” es según IEC no es de “carácter provisorio”, pero por no estar en la IEC el “Ensayo de Radiación Solar” incluido para los medidores de uso interior.
Sea por el motivo que sea, no hay en la actualidad ningún Tipo de medidor de energía eléctrica con “Aprobación del Tipo” incluyendo el “Ensayo de Radiación Solar”, o sea que la aptitud para su uso afectados por la radiación solar es una “incógnita”. La importancia de esta situación, no considerada originalmente en la Resolución 90/2012 por la que se aprobara el “Reglamento técnico y metrológico para los Medidores de Energía Eléctrica activa en corriente alterna” (RTM), que exigía el “Ensayo de radiación Solar” según la IEC 60068-2-5, fue motivo de tratamiento específico en la Resolución 144/2012.
En el Artículo 11 de la Resolución 144/2012 se reemplaza al “Ensayo de radiación Solar” según la IEC 60068-2-5 por el “Ensayo de Radiación solar” según las Normas ASTM G154 y ASTM D4329 (que el INTI está en condiciones de realizar), por lo que a partir de la vigencia del RTM el 12/9/14, no se podrá comercializar medidor alguno que no lo cumpla con dicho “Ensayo de Radiación solar” que, según los especialistas, sería más exigente y adecuado a nuestra región que el de la IEC.
El concepto del RTM (como el que llevara a incluir en la Norma IRAM el “Ensayo de Radiación Solar” para los medidores de uso interior) es claro: en el país no debe ser comercializado medidor electrónico alguno que no cumpla con el “Ensayo de Radiación Solar”. De más está decir que, hasta que el RTM esté en vigencia, no se debería adquirir medidor sin asegurar (si no es por ensayo, mediante garantía escrita del fabricante o importador) que el tipo o modelo de medidor en cuestión cumple con los exigido en el RTM, por este tema (Radiación Solar) y los otros involucrados (al respecto me permito recomendar la lectura del artículo “Reglamento técnico y metrológico para los Medidores de Energía Eléctrica activa - Conceptos generales y como encarar la transición”).
Desde ya que el comprador podría, si lo deseara, llegar a hacer lo que se hizo en Segba con las primeras tapas transparentes antes de que se establecieran los ensayos para asegurar que el material tenía la correspondiente protección contra los rayos ultravioletas: colocar en la terraza de un edificio medidores expuestos directamente a la radiación solar el mayor tiempo posible y ver cual es su evolución (con las tapas la experiencia fue interesante, sobre todo por la negativa a realizar ese control por parte de los fabricantes que sabían que su producto no cumpliría).

Espero que lo expuesto sirva para difundir un concepto no muy divulgado ni tenido en cuenta, ampliamente discutido en el Subcomité de Medidores Eléctricos de IRAM al incorporar el ensayo para los medidores de uso interior en el 2001 y, recientemente, con motivo de lo establecido en la Resolución 144/2012.

www.myeel.com.ar

 
Por sección 301, párrafo (a)(2)(c) de S.1618 bajo el decreto S.1618 titulo 3" aprobado por el 105" congreso base de las normativas internacionales sobre SPAM, este E-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Si desea ser removido de nuestra base de datos en forma definitiva, responda este mail con el asunto REMOVER.